Exploración Pozo del Infierno, Burgos

Se continúan los trabajos en la cueva , interrumpidos en 2010 por decisión de los vecinos, y retomados en noviembre de 2017.

Hemos necesitado tres visitas a la cueva para desobstruir el acceso con ayuda de motores de tracción, ya que el fuerte caudal lo tapona en la estación de lluvias y deshielo.

Se analizan muestras de agua en laboratorio, y se entregan los resultados a la alcaldía y organismos pertinentes. Observamos en ellos cualidades microorgánicas pendientes de estudio.

La cueva presenta forma de “T”, anchura máxima de 1,9 m. en la parte superior y 1,1 m. en la inferior. Rumbo NO 320º. 110 metros primer sifón. Profundidad máxima 2,9 m. Temperatura del agua 10º.

17 septiembre 2018. Nos equipamos con 3 botellas para comenzar la instalación del segundo sifón. Al llegar a la galería seca la respiración es pesada y decidimos abortar. La descomposición orgánica ha generado un aire no respirable , hipóxico y con altas concentraciones de CO2 y sulfhídrico. Se recogen muestras de gases para su análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *